Vuelven las pasantías, y a cambio, la creación de una agencia de salud. Toma y daca

Argentina, un país reducido a dares y tomares

El régimen de pasantías, que ahora se presentan bajo el eufemismo de “prácticas formativas”, es para muchos sinónimo de precarización. El gobierno accedería a un reclamo cegetista, para que con el régimen de prácticas formativas, el contrato no supere los 12 meses de duración ni las 30 horas de trabajo semanales. A cambio el oficialismo crearía la agencia de salud, un reclamo de la CGT para evitar la judicialización de tratamientos rechazados por las obras sociales. Un toma daca en el que siempre pierden los mismos. Un remember noventista. Desde 1992 se contemplan en el país las pasantías universitarias. Aunque formalmente se trataba de un régimen temporario para jóvenes que pudieran acceder a una primer experiencia laboral, a cambio de lo cual las empresas se beneficiaban con la exención de cargas sociales, fue en una abrumadora cantidad de casos convertido en una forma de empleo por un período prolongado, que permitía a las empresas reducir sensiblemente los salarios pagados y limitaba los derechos del personal. “los pasantes realizaban tareas similares a la de los trabajadores sin percibir los mismos beneficios sociales y derechos laborales que ellos”. Antes de la sanción de la Ley 26.427 en 2008, un 80 % de las empresas llegó a tener personal contratado como pasantes. En sintonía con aquel modelo, ésto supone hoy acabar con la razón de ser de la clase trabajadora. Sin dudas, existen hoy como ayer cambios en las representaciones de los trabajadores y en los elementos constitutivos de su identidad. Todo ésto incluye la historia, las luchas, y la tradición organizativa, entre otras, que explican la constitución de la identidad y el accionar de los trabajadores. Hoy nuevamente asistimos a una fragmentación e inestabilidad creciente en torno al ámbito laboral. La suma de problemas laborales, la desocupación, el despido goteo, el trabajo a tiempo parcial, precariedad, flexibilidad, y una implicación forzada llamada meritocracia, complica el reconocerse como parte de un colectivo de trabajo, y por ende dificulta la organización y la lucha, en tanto que los empresarios presionan para individualizar la relación capital/trabajo. Esta situación conduce a una suerte de atomización y privatización de cualquier conflicto en puerta. Se vive en una continua tensión entre el "Cuándo me tocara a mí", y el "a mí no puede pasar" que suele actuar más como una plegaria que como un convencimiento. Continuando con ésta lógica de los noventa, se retoma la dominación objetiva de la mano de obra, un proceso de expropiación del saber obrero, un modelo capitalista que no parece terminar a pesar de los años y los manuales. La lucha en el puesto de trabajo no es una lucha sólo "sindical" meramente reinvidicativa, sino que apunta a la creación de poder de los trabajadores. La organización y la generación de poder en los colectivos de trabajo es una condición imprescindible, necesaria, aunque no suficiente, en el camino de cambiar la actual relación de fuerzas. La organización del trabajo, y la conformación del espacio productivo, no son temas menores, por el contrario, definen y constituyen la cristalización de relaciones objetivas entre el capital y el trabajo. Es difícil suponer la construcción de un movimiento obrero fuerte en el plano político y sindical, si se encuentra sometido por completo en la inmediatez del miedo a perder su trabajo, la inestabilidad y la precarización. Por todo lo desarrollado, cuando se escucha que el gobierno impulsa nuevamente las pasantías, un jubileo impositivo y menos impuestos a empresas, sólo se puede recordar aquellos años donde con Menem se produjo una baja generalizada de las contribuciones patronales y es algo que esperan los grandes empresarios, que vienen reclamando no quedarse afuera de esta disminución de costos laborales. En los noventa como hoy, el deterioro en las condiciones de trabajo es un hecho y el resto lo conocemos bien. .
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2019  |  
Programado por Fernando Tormo