El Ministro Ritondo derriba búnkeres de narcotráfico en el conurbano

Las acciones que dividen al conurbano del resto de la provincia

Cristian Ritondo declaró luego de un operativo en el que se desmanteló un bunker de paco en el conurbano: "derribamos búnkeres para construir un futuro con oportunidades para los jóvenes y tranquilidad para sus familias" y agregó: "queremos erradicar el paco para que crezca la vida y cada búnker que demolemos es un poco más de vida". Si bien es cierto que en el conurbano el narcotráfico aumenta en distribución y consumo, ciudades del interior bonaerense incrementan el consumo y la venta de drogas ilegales de forma exponencial. El Conurbano bonaerense es un componente esencial de la pobreza argentina; pobreza que no podrá reducirse sólo con crecimiento si es que no se modifican de raíz las condiciones de marginalidad brutal en las que viven millones de personas y de ésta marginalidad se nutre y crece el narcotráfico. El narcotráfico se expande por los barrios. Los sectores más pobres y con problemas de empleo son los más afectados por la penetración de las drogas, sin embargo asociar pobreza con drogas es sintetizar el tema y banalizarlo. La droga entra a los barrios por grupos que concentran dinero, poder y hasta vínculos políticos y policiales. Allí radica el problema y no únicamente en el narcomenudeo que también aumenta de forma alarmante. Desmantelar búnkeres y cocinas de droga, no termina con la droga porque la red del narcotráfico es más poderosa que cualquier buena intención política. La trampa se retroalimenta; donde más se combate, los grupos de poder económico arman nuevos búnkeres y cambian su estrategia, porque la constante en el delito es la forma en que cambian su forma de actuar. La droga no es un problema de pobreza sino cómo se utiliza a la pobreza para ampliar la cadena de distribución; sin embargo en círculos de elite la droga circula con "permisos" y allí nadie va a desmantelar. En las ciudades del interior de la provincia, la droga no es una cuestión de consumo únicamente, sino de quién la distribuye y éstos no son pobres. De los centros a la periferia, el narcotráfico se concentra en los grupos de poder que jamás se tocan, jamás se combaten, jamás se lee como noticia. Difícil tema para quién aborda desde el ministerio de seguridad la cuestión de la droga, como en éste caso Cristian Ritondo. El narcotráfico no comienza y termina en barrios pobres o villas de emergencia, como tampoco en las buenas intenciones de construir futuro. Todos esperamos un paso más. San Nicolás lo espera Ministro.
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2019  |  
Programado por Fernando Tormo