Radio noba
Estás escuchando
{{schedule.title}}
{{streaming.btn.text}}

Celia López Alonso. Vasca y nicoleña desaparecida

Historias de nuestra tierra

Celia López Alonso fue secuestrada el 13 de octubre de 1976 en la Capital Federal en su departamento de la calle Charca al 1900 al lado de la Comisaría 19 de la Policía Federal Argentina. Aquella noche de octubre un grupo armado de ocho hombres pidió zona liberada en la calle Charcas a la comisaría 19 y procedió a ingresar al edificio en busca de una gallega - sinónimo de española en la Argentina-. Se la llevaron a un centro clandestino de tortura o fue ejecutada inmediatamente, nunca se pudo saber ya que no hay testimonio de haber sido vista en los chupaderos de la dictadura - como se testimonia en la página de Nizkor. Es probable - aunque no se pueda comprobar- que haya sido trasladada a San Nicolás donde residía su familia y que haya sido asesinada y fondeada en el Río Paraná. Hasta el momento hay demasiados interrogantes en torno a su secuestro y asesinato. Su padre y su madre fallecieron sin poder dar con datos certeros de su hija. Alguna vez recibieron como respuesta de un alto prelado que había que tener “resignación cristiana” que era sinónimo de olvido y aceptar el asesinato del terror de estado. Ella era socia del Centro Vasco, delegada sindical de los empleados del Banco Español del Río de la Plata; además era estudiante de Bellas Artes y realizó prácticas como escenógrafa en el Teatro Colón. Aparte de ser una artista plástica que comenzaba a desandar su profesión. Celita, como se la conocía en el calor de una familia republicana - de vascos- había nacido en medio de la Guerra Civil y tenía una partida de nacimiento del Gobierno Vasco en el Exilio, aunque había nacido en territorio catalán. Su padre bilbaíno, Eladio López (lendakari del Centro Vasco Euskal Etxea) y su madre Celia Alonso llegaron en 1953 buscando aires de libertad y un lugar donde criar a sus hijos Celia y a Alberto que, posteriormente, nacería en la Argentina. Eladio había sido empleado del Banco de Vizcaya y su madre, Celia Alonso, costurera. Celia se crió junto a sus primos Echeverría, Iriondo y Tisera, en un clima de debate político constante y de discusiones sobre diferentes posturas políticas pero siempre enfrentadas contra las dictaduras - especialmente la de Franco- y en contra de los fascismos que gobernaron América Latina. Ella era una lectora compulsiva y una defensora de los desposeídos lo que la llevó a militar en las filas del PRT, Partido Revolucionario de los Trabajadores. El nombre de Celia López Alonso volvió a sonar en octubre de 2009 en la Sala de Audiencias de la Cámara Federal cuando fue acusado el responsable de 115 desapariciones, el ex general de brigada Jorge Olivera Róvere. También figura en un libro que escribió el periodista vasco Alberto Baradarain acerca de los vascos asesinados. Sin embargo en la mesa de sus primos siempre tiene un lugar no sólo por haber sido una consecuente luchadora de los derechos de los más necesitados sino que además todavía buscan desamordazarla y regresarla porque dejo pendientes algunas palabras y algunos abrazos… compañera del alma, compañera. Javier Tisera
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2019  |  
Programado por Fernando Tormo