Editorial | Ojo por ojo el mundo quedará ciego

Por Belén Gorvalán.

La violencia es parte de la naturaleza humana. Es instintivo, es la manera en que la naturaleza define los rangos sociales, desde el “Macho Alfa” hasta los sirvientes de cualquier sistema social animal. Desde los primeros estertores de la vida en sociedad el humano ejerce violencia, la cual no elimina aun en el intento de orden en una sociedad “civilizada”. Es muy difícil escribir desde la furia, es difícil ordenar las palabras cuando esa furia es dolor, es casi imposible hilvanar algo coherente desde la impotencia que genera la violencia de otros. Seguramente éstos no leerán, dudo que les importen las opiniones a los violentos. Porque los violentos no razonan, los violentos solo se mueven según su impulso, el odio y la necesidad de ejercer poder. Y así estamos. La Madre Teresa dijo: “ojo por ojo el mundo quedará ciego”, y ya estamos bastante tuertos. ¿Que se piensan los violentos? ¿Acaso creen que son dueños de la vida de los demás? ¿Qué es más macho el que tira primero?¿Que “cargarse un gorra” está bien?¿Piensan… “que se curta ese, para que salió a mirar”? Le pegaron un tiro a un pibe que no tenía nada que ver. Era un padre, un amigo, un hermano, un hijo, un laburante. También le pegaron un tiro a un policía. A otro padre, hermano, hijo, laburante, que justamente estaba laburando. Laburando para que los violentos paren un poco. Laburando por vocación, ejerciendo en un laburo que jode a mucha gente. Un policía con todas las letras, con códigos, con sangre de policía, de esos que hay pocos. ¿Hasta dónde se puede llegar con la violencia? ¿Qué se necesita para que paren? Las mellizas es un barrio de laburantes. Es quizás una de las zonas más postergadas de la ciudad, un barrio de gente que la pelea desde siempre, un barrio en donde hay vecinos que ayudan y dan de comer a otros desde la misma pobreza… un barrio como todos. Pero lamentablemente también con gente que se cree que puede llevarse la vida de cualquiera, que no importa lo que digan, que está bien tirar primero, que está bien tirar. Nos tapa la realidad. Nos tapa la inseguridad, nos asusta la inseguridad. Nos asustan los violentos, y son tan violentos que se creen que son los dueños de la vida de todos. Hoy hay dos familias destrozadas y a los violentos no les importa. Vivimos presos de los que deberían estar presos. Tenemos miedo de salir, tendemos a estigmatizar a los barrios por pocos estúpidos que se creen machos alfa, que se creen que para ser más que los otros hace falta pegar un tiro en la cabeza a alguien. Vivimos criticando a la policía, por unos pocos que no tienen vocación de servicio creemos que todos son así, y no. No todos son así, hay policías que se la juegan por cada uno de nosotros. A veces los héroes no llevan capa, a veces son los que se meten en los lugares más peligrosos para tratar de evitar que los violentos ganen, a veces tienen esa vocación de servicio. A veces, también, los héroes mueren en manos de los violentos. [b]Parece que el cielo no deja de llorar. Sigue lloviendo, sigue llorando, todos lloramos menos los violentos. Esos no lloran… y tampoco cambian más.[/b]
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2020  |  
Programado por Fernando Tormo