14 años de prisión para el Obispo mormón que abusó de su hijastra

El acusado recibió la condena pedida por la fiscalía de San Nicolás: 14 años de prisión por abuso sexual simple agravado reiterado y abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado en concurso real. La pena es de cumplimiento efectivo.

La víctima y denunciante es su hijastra, Johanna Rabbia, que padeció los vejámenes cuando vivía bajo el mismo techo que su agresor. La víctima también pertenecía a la Iglesia. La violaba todos los días cuando la madre dormía o se iba a trabajar. Cuando la mujer lo supo quiso separarse, pero un consejo de sumos sacerdotes del culto le dijo que no lo hiciera porque " la familia estaba sellada". La mamá de Johanna es una enfermera que se mudó a San Nicolás con seis hijos y se unió a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días. Allí conoció a Carlos Escalante, presidente de rama (Obispo mormón) en la Iglesia, y encontró respaldo para llevar su familia adelante. Se casó con él en el 2008 por el rito religioso. Johanna recuerda el calvario que vivió: "Él vino a vivir a casa, y siempre tuvo esa conducta conmigo, desde los primeros días. Era como dos personas diferentes, era incomprensible para mí. Cuando estaba mi mamá presente, estaba todo bien. Pero cuando ella no estaba, y sobre todo cuando no estaba ninguno de mis hermanos, era un infierno". "Durante mucho tiempo creí que lo que me hacía era normal, que les pasaba a todos las chicas de la Iglesia. Siempre lloraba en la escuela, quería contarlo, el cuerpo me estaba diciendo que algo estaba mal, pero no podía", explicó la víctima. Finalmente, después de un largo silencio, Johanna decidió contarle a su mamá lo que le pasaba."Decidí hacerlo con una larga carta - dice- porque me resultaba más fácil. Lo decidí cuando me enteré de que lo que me hacía a mí también lo había empezado a hacer con mi hermana". La respuesta de su madre demoró, porque se trataba de una revelación que afectaba a su marido y a sus creencias religiosas. Mientra que la respuesta de la Iglesia no fue la esperada: Le dijeron a mi mamá que las familias eran eternas para la Iglesia, que lo de ellos había sido sellado y que por eso no era conveniente que se divorciaran. Le recomendaron que siguiera viviendo en mi casa, y por eso siguió. Ese fue el consejo del líder de la estaca, grupo de iglesias Roberto Buron". Johanna continuó bajo el mismo techo con su abusador y en peligro. Finalmente, en marzo de 2015, tomó la determinación de hacer la denuncia penal. Ahora, Carlos Escalante fue condenado a 14 años. En la causa declararon como testigos Roberto Buron como superior en la Iglesia, Johanna, su madre y sus hermanos.
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2020  |  
Programado por Fernando Tormo