Otra fiesta de la independencia, y aún no hemos aprendido nada

Por Luis Simonetti.

Otro Aniversario más, van 202. Un Aniversario más que nos sorprende a los unos y los otros. Desde los mismos orígenes, en donde una casa de Tucumán albergó a algunos representes, de algunas provincias que se decían unidas, pero en la realidad se encontraban hundidas en luchas intestinas donde lo que menos pretendían era ordenarse en un sistema parlamentario y mucho menos bajo un Gobierno Federal. Un Congreso en donde se proponía un nuevo reinado, bajo la imagen de una monarquía prácticamente nominal que ofrecia el trono a los descendientes de los Incas, mezclado de un gobierno efectivo del tipo parlamentario. Y así nacimos a la Libertad Soberana. Libres ante el mundo, prisioneros ante los caudillos y la guerras intestinas motivadas por la propia avaricia, que nos hicieron desangrar mas que en las guerras llevadas a cabo contra cualquier enemigo externo. Han pasado ya 202 años de historia y el presente se mantienen bajo la misma matriz. Es como que nunca pudimos lograr alcanzar la verdadera identidad, repitiedo la historia de manera sistemática y temporal. No aprendimos siquiera de esa frase casi lapidaria de Belgrano, y muchos años después repetida por Sarmiento: “[i]Salta es Tucumán. Tucumán es Salta.[/i]” Una frase tan simple, dicha para levantar el ánimo de los gauchos de entonces ante el avance de los Godos, aún hoy, a 202 años de distancia en el tiempo, no nos ha hecho tomar conciencia de que Tucumán somos todos. [b]Felíz Aniversario Patria mía.[/b] Los festejos, seguramente menos majetuosos y lapidarios de dineros ajenos, finalizarán y el martes volveremos cada uno a la trinchera. Peleando a nuestra manera como en los últimos 30 años, desde que se reinstauró la Democracia, donde los derechos han ido ganando terreno, olvidándonos de a poco que también tenemos obligaciones. El rico verá de que manera seguirá incrementando su riqueza a cualquier costo ajeno, y el pobre volverá a mantener, o en el mejor de los casos, tratar de achicar su miseria. Yo solo trataré de pensar en que clase de Independencia quiero para mi Patria, desde mi lugar en la sociedad, tratando de mantener mis convicciones y por bandera seguiré repitiendo la frase de la que me hago eco, de uno de nuestros héroes. Esos que usaban los conventos como refugio de las tropas y del alma y no para guardar las riquezas de un pueblo hundido en la miseria: [b][i]“...sólo me consuela el convencimiento en que estoy, de quien siendo nuestra revolución obra de Dios, él es quien la ha de llevar hasta su fin, manifestándonos que toda nuestra gratitud la debemos convertir a su Divina Majestad y de ningún modo a hombre alguno. [/i][/b] Manuel Belgrano ¡¡¡VIVA LA PATRIA!!! VIVA LA INDEPENDENCIA SOÑADA.
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2020  |  
Programado por Fernando Tormo