Presentaron proyecto para adherir a la ley Justina

La Ley Nacional Justina, marca un antes y un después en la donación de órganos del país. Con la nueva norma todas las personas son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria.

En un Salón Auditorio colmado, diputados y diputadas integrantes de varios bloques políticos, junto al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, funcionarios del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial e integrantes de la Asociación Madres del Dolor, participaron de la presentación de la adhesión por parte de la provincia de Buenos Aires a la denominada Ley Justina. La actividad contó con la presencia de Paola Stello, madre de Justina, la joven fallecida que dio impulso a la ley nacional, y de Silvia Irigaray, madre de Maximiliano Tasca, joven donante, víctima de [i][b]la masacre de Floresta[/b][/i]. El impulso de la ley comenzó desde que Justina Lo Cane, una niña de apenas 12 años de edad murió en noviembre de 2017 esperando un trasplante de corazón. Sus padres consiguieron que el 4 de julio de 2018 se sancionara la Ley que lleva el nombre de su hija. El proyecto presentado en la Cámara de Diputados bonaerense, se gestó en una reunión que a comienzos de año mantuvo la gobernadora María Eugenia Vidal con Manuel Mosca, presidente de la Cámara, Silvia Irigaray, presidenta de Madres del Dolor, el doctor Gabriel Vitale, docente de la UNLP, y el doctor Hugo Petrone, presidente de CUCAIBA. A partir de la iniciativa de la organización y con los aportes del organismo provincial que coordina la ablación e implantes, se logró la redacción de este proyecto de nueva ley provincial de trasplantes para optimizar las políticas sanitarias y mejorar la calidad de vida de los bonaerenses, con todos los bloques políticos como coautores. Durante la presentación de la iniciativa, la vicepresidenta en ejercicio de la presidencia de la HCD, Marisol Merquel, indicó que “[i]desde el Poder Legislativo bonaerense no podemos ser espectadores de estos avances porque es necesario que impulsemos iniciativas para potenciar la ley nacional[/i]” al referirse a la reciente conmemoración del Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos; y al primer aniversario de la sanción de la ley Justina en nuestro país. Además, señaló que “[i]hoy estamos impulsando una herramienta que será trabajada en esta Casa de Leyes y que cuenta con el acompañamiento de distintos espacios políticos[/i]”. En tanto, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo explicó que “[i]en muchas ocasiones la primera en llegar ante un problema y a un posible donante es la Policía, en ese contexto, empezamos a pensar en un protocolo y más tarde le presentamos a Manuel (Mosca) la propuesta porque creímos que había que avanzar en cuestiones legislativas[/i]”. Tras explicar el trabajo realizado en conjunto con las familias y los profesionales se llegó a la elaboración de la propuesta. En ese marco, afirmó: “[i]Es un día histórico para la Provincia porque hoy todas las fuerzas políticas sin especulación alguna pueden mostrar que puede haber una política de Estado para dar más vida[/i]”. Por su parte, Alejandra Martínez, resaltó que “[i]vamos a honrar el deseo de Justina y comprometernos definitivamente aprobando esta adhesión para que sea ley[/i]”, al tiempo que subrayó que “[i]con los consensos necesarios vamos a poder avanzar en políticas públicas[/i]”. [img]http://www.radionoba.com.ar/uploads/posts/15596789721571389763.jpg[/img] Del conversatorio “[i]Dar es Amor[/i]” participaron Paola Stello, madre de Justina e impulsora de la Ley quien desde la emoción que representó su lucha afirmó: “[i]Sé que la muerte de mi hija no fue en vano. Ella nos dejó una responsabilidad como familia donde estamos todos para poder ayudar. Que la Provincia adhiera a esta ley es fabuloso porque es lo que queremos, ya que para la gente que está en espera no hay tiempo[/i]”. También acompañaron la presentación Silvia Irigaray integrante de la Asociación Civil Madres del Dolor, Gabriel Vitale, Juez de Garantías de Lomas de Zamora y Hugo Petrone presidente de Cucaiba, quien afirmó que “[i]desde que se promulgó esta ley hubo en la provincia un incremento en la donación de órganos que casi llega al cien por ciento[/i]”. En la actividad también se hicieron presentes las diputadas Alejandra Lordén, Susana González, Carolina Barros Schelotto, Carolina Piparo, Maria José Tedeschi, Patricia Moyano, María Laura Ramírez y Valeria Amendolara (MC). Y los diputados Fabio Britos, Juan Manuel Cheppi, Mariano Pinedo, Guillermo Bardón, Matías Ranzini, Marcelo Daletto, Guillermo Escudero. [b][u]La masacre de Floresta:[/u][/b] (Fuente Infobae) A las 4.10 de la madrugada del 29 de diciembre de 2001, el arma Browning GP-35 calibre 9 mm descargó tres fogonazos que acabó con la vida de tres hinchas del Club Atlético All Boys. El suboficial de la Policía Federal, Juan de Dios Velaztiqui, tenía 61 años y estaba de custodio en la estación de servicio de las calles Bahía Blanca y Gaona de la Capital Federal. No contuvo su furia y disparó. Desde ese momento, el barrio no volvió a ser el mismo. Para los cuatro amigos era una noche como cualquier otra. Habían ido a jugar al pool, a escuchar un poco de música. Uno de ellos, Maximiliano Tasca (25), estaba exultante porque se había recibido hacía poco de Licenciado en Relaciones Internacionales. En un momento se van y cruzan la calle, hacia el kiosko de la estación de servicio a tomar unas cervezas. Se sentaron a ver la televisión. En la pantalla había incidentes y represión en Plaza de Mayo, una postal habitual de la crisis que finalizó con la caída del gobierno aliancista de Fernando de la Rúa. "[i]Está bien. Por los 33 que mataron el otro día…[/i]", dijo en voz alta Maxi Tasca sobre la transmisión, donde las imágenes mostraban a varios manifestantes golpeando a un policía. Estaba fresco el recuerdo del 19 y 20 de diciembre. Velaztiqui estaba detrás, cerca de una columna, tomando una Coca-Cola y comiendo un alfajor helado. No hubo discusión. Al grito de "¡basta!", el ex policía se levantó y, en menos de un minuto, disparó a quemarropa contra los cuatro. Primero le dio a Tasca, a quien fusiló con un balazo a 40 cm de la nuca; siguió con Cristian Gómez (25) que, asustado, se tapó el rostro y un tiro le entró por la axila. El tercero fue Adrián Matassa (23). La descarga le hirió de muerte en el abdomen y falleció al día siguiente en el Hospital Álvarez. El cuarto joven, Enrique Díaz, huyó y se salvó de milagro; los proyectiles no dieron en el blanco. Gómez estuvo vivo por unos segundos más, pero el suboficial lo vio moverse y lo remató.
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2020  |  
Programado por Fernando Tormo