Ulises Otero: "Ser campeón sudamericano y meterme en el mundial me enorgullece"

Por Nicolás Pastocchi.

El 2018 no venía siendo un buen año, las lesiones le habían oscurecido el panorama. Pero a base de constancia y trabajo [b]Ulises Otero[/b] terminó cerrando el año de forma inmejorable. Campeón sudamericano de su categoría en el Ironman 70.3 de Nordelta, clasificado al Mundial de Niza del año próximo y para coronar, por segundo año consecutivo es el nicoleño más rápido en los 10k Ternium. “[i]La verdad es que estoy muy contento con el resultado del domingo y con el del triatlón de Nordelta obviamente, la verdad que el año me venía tratando muy mal, con muchas lesiones, con casi tres meses sin correr. Estas últimas alegrías me llenaron bastante[/i]”, así arrancó Otero la charla con [b]NOBA[/b]. “[i]Fue muy difícil volver después de esos tres meses, sobretodo la parte de correr, que fue lo que tuve que dejar por completo. Por eso debo agradecerle mucho a [b]Sara Baldarenas[/b], mi kinesióloga. Cuando pude retomar, era hacer un kilometro y que me duela hasta el pecho, porque estaba agitadísimo[/i]” resumió. [u][b]Un día en la vida de Ulises Otero[/b][/u] Cualquiera que se proponga destacarse en el ámbito del deporte, no puede evitar la planificación y el entrenamiento duro, pero cuando esa dedicación hay que organizarla en tres disciplinas, la cuestión se pone más ardua. Así lo detalla este joven nicoleño de 23 años: “[i]No todos los días son iguales. Generalmente el lunes es el día para recuperar, trotando muy poco y nadando igual. Después empiezo a entrenar según lo que toque hasta el viernes, haciendo dos disciplinas por día, dejando lo más grande para el fin de semana. El sábado cuatro o cinco horas en bici, con un trote después y el domingo una corrida larga”[/i]. El entrenamiento extenuante, se acentúa los fines de semana donde por ahí “[i]se hace complicado, porque el sábado a veces querés dormir un rato mas o te cae la paliza que tuviste durante la semana, pero te queda lo más gordo del entrenamiento[/i]”, resalta Otero. A lo que agregó: “[i]Además, los sábados tenemos que liberar la pista de ciclismo que usamos para entrenar a las 13.30 hs, por eso hay que levantarse temprano y meterle todo lo que se pueda[/i]”. Ulises es el que lleva adelante todo esto, pero siguiendo los pasos establecidos por su equipo de trabajo: “[i]Tengo un entrenador que programa todo esto, [b]Gabriel Della Mattía[/b]. Además, como ayuda psicológica trabajo con [b]Jorge Martínez[/b], quien se desempeña en el equipo de Somisa, creo que es fundamental, sobretodo cuando tenes una mala racha como me pasó este año, donde creo que llegamos a hablar a diario. Por ahora no trabajo con nutricionista y creo que un cabo que falta atar, por lo que se trata de pifiar lo menos posible con la comida. Soy vegetariano y además, celíaco, lo que es bastante duro. Por eso trato de ingerir todo casero, que salga de la cocina de mi casa[/i]”, resaltó el triatleta. [u][b]Triatlón, un estilo de vida[/b][/u] Enamorarse de tres disciplinas a la vez es complicado y así cuenta su experiencia Otero: “[i]Bicicleta de mountain bike tuve desde chico y siempre me gustó salir a andar. Luego, por un tema de mantenerme en peso, comencé a salir a correr, la disciplina que más me gusta. Un día, mi amigo "[b]Cartucho[/b]”, me comentó que iba a empezar a nadar y me invitó. Dos o tres meses más tarde decidimos anotarnos en un triatlón, para ver cómo era. Así arranque[/i]”. Hoy en día es una anécdota que el atleta de nuestra ciudad recuerda con gracia. “[i]Esa primera vez fue en Victoria, con mucho frío, sin traje de neoprene. En calza y en cuero. Fue donde me empecé a enganchar un poco más, pero no la pasamos bien[/i]”, confiesa. “Cartucho”, es [b]Cristian Cartechini[/b] y hoy por hoy sigue entrenando junto a Ulises. [b]El más rápido de la ciudad[/b] Sin dudas, la [b]10k Ternium[/b] es la carrera más convocante de la zona y donde la vara es muy alta, debido a la calidad de los participantes. Otero también se encargó de resaltar, siendo el nicoleño más veloz nuevamente. “[i]El resultado en los 10k no me lo esperaba, primero porque Ternium trae un nivel muy grande de corredores y luego porque los atletas nicoleños se vuelcan siempre a esa carrera, es la carrera de la ciudad[/i]” destacó. A lo que sumó: “[i]Es un honor para mí ser el mejor otro año más. De hecho, no pensaba correrla, me anoté esa mañana, porque me gusta correr debajo de la lluvia y creo que hice mi mejor marca en la distancia[/i]”. Con respecto al circuito, analizó: “[i]Fue distinto llegar por Falcón, me gustó. Pese a que siempre digo que la Costanera es un lugar hermoso, muy lindo para correr. La verdad es que salió todo muy bien[/i]”. Como resumen del año, Otero resalta: “[i]La clasificación al Mundial de Niza me dejó muy orgulloso, como así también ser campeón sudamericano de mi categoría. En cuanto al Mundial, la última vez que fui a uno dije que no iba a ir nunca más. Pero se dio y será una oportunidad[/i]”. Mientras, no deja de lado el esfuerzo de los suyos: “[i]Este año me dediqué exclusivamente a esto, el año que viene no sé si será igual. Por ahora no hay ningún aporte publicitario, por lo que en este momento le tengo que agradecer y mucho a mi familia y a mi abuela porque ellos son lo que se encargan de costear todo esto[/i]". La cuestión económica marcará los pasos a seguir para el año que viene: “[i]Para el 2019 lo único que hay en la agenda es el triatlón internacional de La Paz, que nunca lo corrí. Después, con todo esto del Mundial, la tarjeta esta “doblada”. Por eso no puedo planear nada aun, la billetera quedó flaca[/i]”. Así se despide Ulises Otero, a toda velocidad, a seguir entrenando.
info@radionoba.com.ar
San Martín 88
San Nicolás, Buenos Aires, Argentina
0336 44 23 710
0336 154 626254
Radio noba © 2017 - 2020  |  
Programado por Fernando Tormo